PLANTAS

FORMAS DE USO DE LAS PLANTAS EN JABONES Y COSMÉTICA.

Las plantas aromáticas y medicinales las encontrareis secas en herbolarios especializados, algunas como el tomillo, la lavanda, etc. son fáciles de encontrar en jardines o en el campo.
Las algas, frutas, vegetales y especias las encontrareis en fruterias y a veces en comercios especializados de comida internacional.
- Podeis usarlas en infusiones, decocciones, en zumo o en puré con los que sustituir el agua de la fórmula. 
- Deshidratadas y en trocitos, petalos secos, flores secas, etc. se utilizan frecuentemente como adorno en la parte superior del jabón. 
- Las especias y plantas secas y en polvo se suelen poner también en la traza, y mezclando bien el con jabón le aportan sus cualidades y su color natural. 
- También se logra un efecto estético muy bonito poniendo en el molde una capa de jabón, pulverizando una o varias capas muy finas, que se verán con mas color al cortar las pastillas de jabón. 
- De plantas se podría usar un máximo del 10% del peso total del jabón como norma general. 
- Precauciones: Siempre que se le ponga al jabón un ingrediente perecedero hay que añadirle un antioxidante o conservante. Yo suelo poner de un 0,5% a un 1% de vitamina E oleosa que es antioxidante. La planta fresca se deteriora con mas facilidad que las secas. 

Las plantas no se pueden añadir a las cremas en infusiones o decocciones, porque solo aguantan 2 días y hacen que la crema se pudra, incluso cuando no se ve moho. En las cremas hay que usar ingredientes que no sean perecederos, se pueden usar frutas y leche en polvo, hidrolatos, macerados bien filtrados que no contengan partículas, etc.

Al jabón si se le pueden añadir plantas, frutas y vegetales, se pueden añadir trituradas en forma de puré, en zumos, desecadas y molidas, etc. Si es en forma de zumo o puré sustituirian al agua en la totalidad o en parte. Si se ponen desecadas en polvo, (también las especias), ya entrarían en la categoría de aditivos, se añadirían en la traza y el máximo a poner sería del 10% del peso de los aceites usados en la fórmula. Siempre que se usan ingredientes perecederos hay que añadir conservantes, vitamina C, ácido cítrico, etc.

Los aceites esenciales auténticos suelen tenerlos en herbolarios, suele ser lo mas accesible, pero en herbolarios los venden en frascos mas pequeños, (10, 15ml), y son mas caros que en comercios especializados en jabonería, os recomiendo comparar precios antes de comprar, las diferencias de precio son considerables.
Los aceites esenciales otorgarán al jabón u otro cosmético en el que se usen las propiedades de la planta y también su aroma en la gran mayoría de los casos, en productos de calidad casi siempre se usan más estos que las fragancias sintéticas, que no transmiten al jabón propiedad alguna, tampoco para aromaterapia, ya que el olor si bien es parecido no tiene nada que ver con el del aceite esencial auténtico.
De aceites esenciales se puede poner un máximo del 5% del peso de las grasas usadas en la fórmula, si bien hay algunos que son mas agresivos para la piel y se podrán poner en menos porcentaje.
Puede seros muy util esta calculadora de aronas, está en inglés, pero no hay barreras que no se puedan superar con el traductor de google:
http://www.rainbowmeadow.com/infocenter/calc_eoblend/blendselect.php

De todas las plantas que veais aceites esenciales obtenidos por arrastre de vapor hay como subproducto Aguas florales e Hidrolatos, los suelen vender en farmacias, herbolarios, los comercios especializados en jabones y cosmética, laboratorios farmaceuticos y los propios fabricantes de los aceites esenciales siempre van a ser los que os pueden proporcionar mejores precios y mas variedad, ya que muchos de ellos no suelen comercializarlos y los tiran.
Se pueden utilizar en jabones y cosméticos sustituyendo al agua de la fórmula. Tienen las propiedades de la planta menos concentradas que los aceites esenciales, pero al poderse usar en mas cantidad en la fórmula es una opción muy interesante.
Muchos de ellos se pueden usar como tónico facial, como el agua de rosas. 

Los aceites macerados u oleatos de bastantes plantas se encuentran ya hechos en proveedores especializados en cosmética y jabones, pero suelen estar hechos macerando las plantas en aceite de girasol, como sabeis solo puede usarse un 20% como máximo del total de las grasas empleadas en la fórmula porque tiende a enranciarse facilmente, es el aceite más económico del supermercado aquí su precio rara vez supera 1€ y una vez hecho el oleato no suele bajar de 12€ el litro, por lo que os aconsejo que hagais vuestros propios oleatos, también para controlar por vosotros mismos su calidad y poder escoger en qué aceite o aceites os viene mejor usarlos y si queréis usar solo una planta o una combinación de ellas.

Los extractos en propilnglicol también son una opción muy interesante, ya que esta sustancia de origen químico, extrae las propiedades de las plantas y también su color, no tanto su aroma. El extracto se hace muy facilmente en casa, como los oleatos, con método en frío o en caliente. El propilenglicol sube la espuma y el acondicionado de los jabones sólidos y líquidos, (como el aceite de ricino, pero sin bajar tanto el resto de los valores de la calculadora).
Ahora estoy empleando en mis últimos experimentos un 5% del total del peso de las grasas empleadas en la fórmula, pero de momento no he leido en ningún sitio cual sería el máximo que se puede usar o qué cantidad es la recomendable.


Las plantas también pueden usarse para hacer glicerinados, es decir, maceradas en glicerina. La glicerina aporta cualidades propias a los cosméticos, (ver en otros aditivos), y si es un glicerinado se le suman las propiedades de la o las plantas maceradas en ella.


También hay tinturas y alcoholes, como el alcohol de romero, que tienen cualidades propias y parte de las propiedades de las plantas, color y aroma que aportarian al jabón. El alcohol suele usarse en las bases de jabones transparentes o jabones de glicerina. Las tinturas son macerados con mas concentración de planta en menos alcohol, hay tinturas que se usan como fijadores del perfume, (tintura de benjuí), o bien porque el alcohol extrae mejor las propiedades como en el caso de la tintura de mirra, que es una resina.


Los macerados se pueden hacer en frio o en caliente, al sol o a la sombra. Cada cual tiene su método preferido, también la paciencia no es igual en todos los casos. Para planta fresca suelen recomendar procesos en caliente, para evitar al máximo posible que la planta fermente y si la planta es seca ya no importa que sea proceso en frio. Hay plantas o partes de ellas más delicadas, con las que siempre es aconsejable el método en frío.
Los macerados con proceso en frio se hacen llenando un frasco con plantas y luego cubriendo bien con aceite, glicerina o propilenglicol, que la planta quede bien cubierta, unos los ponen al sol en la terraza y los van girando, otros se hacen preferiblemente poniendo el frasco en un armario donde no le de la luz. Están listos entre 40 y 60 días, al cabo de ese tiempo ya se filtran y están listos para usarse. Si se ve poco color, olor, etc. se puede repetir de nuevo el procedimiento. Las tinturas que se hacen en alcohol, tienen el mismo procedimiento, pero la diferencia es que están listas en 10 días.
Los maderados con proceso en caliente se hacen llenando el frasco con planta y cubriendo con el aceite, glicerina o propilenglicol. Se ponen al baño María para calentarlos durante 1 hora y ya se tapan, esto hace que se cierren al vacío lo que está bien para que las plantas frescas tiendan menos a fermentarse. Otra ventaja es que están listos entre 4 y 7 días.
También hay quien filtra el aceite pero reduce la planta a puré fino y la añade también al jabón para añadir mas color.


Como veis las posibilidades y procesos son muy variados... como todo en esto del jabón. Con la práctica ireis viendo qué tipo de proceso os gusta más para cada planta en particular, también dependiendo de si la planta está fresca o seca, las prisas que tengáis por hacer y poder usar un macerado, etc.
_________________________________________________________________


PROPIEDADES COSMÉTICAS DE LAS PLANTAS

Aquí os iré poniendo las propiedades de las plantas, vegetales, frutas, especias, etc. de las que vaya teniendo conocimiento, en orden alfabético para facilitar su consulta.

ÁRNICA:
Esta es una planta que crece principalmente en Europa, el sur de Rusia y Asia central. Sus flores son amarillas brillantes. Se puede encontrar seca facilmente en herbolarios especializados. 
- Se puede usar en todo tipo de pieles.
- Contiene numerosas sustancias antiinflamatorias, y analgésicas. Ha probado ser efectiva en casos de contusiones y dislocaciones, dolores reumáticos, e inflamación de la piel.
- Incrementa la circulación sanguínea, su uso inmediatamente después de haber sufrido un golpe o contusión ayuda a evitar la aparición de moretones.
Está indicada en los casos de una irrigación sanguínea deficiente, también para paliar las varices y la cuperosis.
- También en los casos de heridas o llagas que sanan difícilmente. Precauciones: no aplicar sobre heridas abiertas o en áreas sin piel. Cuando se aplica en exceso o durante mucho tiempo puede causar escozor y úlceras en la piel.
El aceite macerado de Árnica transmite a los cosméticos las propiedades anteriormente expuestas y es de los que se encuentra muy facilmente en comercios especializados.
_________________________________________________________________

BAOBAB:
El baobab o árbol del pan del mono (Adansonia digitata) es el nombre de un árbol africano, que alcanza alturas impresionantes, nativo de África oriental y meridional, de la familia de las malváceas. Las flores del baobab son hermafroditas, actinomorfas, blancas y en forma de mano (de ahí su nombre digitata, "con dedos"). 
En la pulpa de la fruta encontramos: Vitamina A, de efecto alisador y ablandante, útil para el mantenimiento de la integridad celular Vitamina B1/B2, que favorecen la síntesis de la melanina. Vitamina B6 (piridoxina),  regulariza las secreciones del sebo de la piel. Vitamina B4, de efecto termoactivo sobre la piel y sobre el cuero cabelludo, debido a la estimulación de la circulación sanguínea Vitamina C, que desarrolla desde el lado biológico una ayuda en la síntesis del colágeno. Vitamina E, que combate la formación de los radicales libres. Vitamina F (Ácidos grasos polinsaturados), que asegura una optima hidratación y protección de los tejidos. Gracias a sus componentes vitamínicos y sus ácidos orgánicos (Ramnoso, Málico y Tartárico) completamente naturales, la pulpa puede retardan el envejecimiento cutáneo manteniendo la piel elástica y brillante. Puede ser aplicada como mascarilla facial o bien en cremas.
Las hojas del baobab, naturalmente emolientes, ricas en minerales, permiten a la piel alimentarse y regenerarse rápidamente; además actúan como antibacteriano natural, limpian en profundidad dejando una sensación de frescura, retrasando el envejecimiento de la piel. En los antiguos pueblos africanos, los niños y los adultos eran sumergidos en una infusión de hoja de baobab para aliviar las picaduras de insectos, llagas y otras inflamaciones cutáneas.
Las semillas contienen: Alfa y Beta Caroteno, Ácidos Grasos (Palmítico, esteárico y oleico), Aminoácidos, Taninos, Tiamina y Riboflavina. 
El aceite de Baobab es un extracto lipolico, se obtiene moliendo el núcleo de las semillas en el interior de un soporte aceitoso (Helianthus annuus, aceite de girasol, o en aceite de palma), según el método utilizado hace siglos en los pueblos africanos. Es un aceite rico y precioso, ya que cada árbol da una media de un litro de aceite por año. (Ver mas información en GRASAS).
_________________________________________________________________

CALÉNDULA:
Aceite macerado u oleato de caléndula:
De uso en cosmética y dermofarmacia. 
- Actúa como emoliente; suaviza o ablanda la piel. Es suave con las pieles muy sensibles y para los bebés. 
- Hidratante, mejora la piel seca y castigada. Eficacia comprobada en pieles resquebrajadas y agrietadas, cuidado de manos.
- Regenerador de la piel y tejidos, ideal para pieles maduras, antiarrugas. 
- Antiséptico, previene de infecciones y desinfecta.
- Favorece la cicatrización. Alivia las quemaduras leves y solares.
- Indicado en irritaciones de la piel, dermatosis, heridas y rozaduras con proceso de curación lento.
- Promueve la circulación sanguínea y linfática,  
- Acción descongestionante, anti-inflamatoria y calmante. Indicado en inflamaciones en mucosas.
_________________________________________________________________

COMINO NEGRO, AJENUZ O NIGUELLA

Se pueden encontrar las semillas, aceite de comino negro y aceite esencial.
Los comercializan en Jaima Alcauzar y webs inglesas.
El comino negro o grano de Ajenuz son las semillas de la flor de la planta de hinojo común o Nigella Sativa producen muchos efectos sanadores, debido a que contiene unos 100 componentes: aceites aromáticos, muchos elementos desconocidos todavía, vitaminas, encimas, ácidos grasos esenciales, fosfato, hierro, fósforo, carbo-hidratos, carotenos, encimas anti-ácidas, calmantes y estimulantes. Contiene 58% de ácidos grasos, la mayoría de omega -6 y algún omega-3. Estos son necesarios para la formación de Prostaglandina E1. También contiene cerca de 0,5 a 1,5% de aceites volátiles, incluido nigellone y thymoquinone.
Infusión de las semillas: Poner las semillas en agua caliente un mínimo de 12 a 15 minutos.
Usandolo ingerido: tomar una cucharita de aceite de ajenuz con otra cucharita de aceite de oliva tres veces al día. Vale para migrañas, angustias, nerviosismo y debilidad. Se puede usar en embarazadas y para facilitar el parto, para aumentar la producción de leche. Broncodilatador, alivia la congestión nasal, antibiótico, anti-infeccioso, anti-estamínico, destruye todos los virus, microbios y bacterias. Poder anti-canceroso, para las hormonas sexuales, regula la menstruación, fertilizante y afrodisíaco. Equilibra y fortalece el sistema inmunitario, para prevenir y reducir infecciones y alergias, acelera la curación y reduce las enfermedades crónicas. Para las lombrices y parásitos intestinales.
Enjuague bucal: Se añaden cinco gramos de semillas a 400 mililitros de agua; se lleva a ebullición, manteniendo esta temperatura durante tres minutos, luego se deja enfriar lentamente durante diez minutos más, agitándolo ocasionalmente y filtrándolo después, para obtener un líquido limpio que se puede emplear como colutorio para aliviar el dolor dental y de encias. También es muy util en dentríficos.
Aceite para masaje: Para dolores reumáticos, dolor de espalda y de articulaciones, tirantez muscular, pies y piernas cansados, contusiones y esguinces, calentar el aceite y masajear ligeramente la zona afectada.
Tratamiento intensivo de enfermedades de la piel: mezclar a partes iguales aceite de ajenuz, agua de rosas y harina de trigo. Mezclar todo lo mejor posible, añadiendo la harina poco a poco hasta que la mezcla aparezca cremosa. Primero de debe exponer la parte de la piel afectada a los rayos del sol, de forma directa o aplicar calor seco, luego se frota con vinagre de vino, que no esté muy concentrado. Finalmente, se aplica la crema. Se repite la operación diariamente, evitando, durante el tiempo de tratamiento, el ingerir cualquier tipo de alimento que produzca irritabilidad o comezón.
También se puede frotar la parte afectada con vinagre de sidra, luego aplicar el aceite de ajenuz.
Vale para mejorar eczemas, dermatosis en general, cancer de piel, tiña, verrugas, despigmentación de la piel, acné, hongos en la piel. 
Para un rostro claro y resplandeciente: Mezclar una cuchara de aceite de ajenuz y una cuchara de aceite de oliva, masajear la cara con la mezcla y dejar actuar durante una hora. Lavar la cara con agua y jabón. O frotar media cucharadita de aceite sobre toda la cara. Lavar con agua fría.
Tratamientos intensivos para la caida del cabello y la alopecia: 
- Se masajea bien el cuero cabelludo con zumo de limón y se deja actuar 1/4 de hora. Se lava bien con champú, se seca y se aplica aceite de ajenuz por todo el cuero cabelludo. Se repite la operación durante una semana.
- Se machacan semillas de ajenuz y se mezclan con aceite de yiryir, una cucharada de vinagre de vino diluido, una tacita de aceite de oliva virgen y una cucharada de aceite de ajenuz. Frotar la cabeza diariamente al anochecer.
Tratamiento para la calvicie total o parcial: coger una cucharada de semillas de ajenuz machacadas, una taza de vinagre diluido, una cucharada de jugo de ajo. Mezclar todo, raspar el bello en la parte afectada y aplicar la mezcla. Recubrir con una compresa y dejar actuar desde por la noche hasta la mañana, después masajear con el aceite de ajenuz durante una semana. 




7 comentarios:

Virginia Gomez dijo...

Gracias Rosi, me has ayudado bastante en mi "camino por los jabones". Sólo una cosa, soy de Sevilla y no sé donde podría conseguir aceites esenciales que no sean muy caros. Voy por Madrid con regularidad, ¿conoces allí algún sitio especializado?.
Virginia.

Rosi H. dijo...

Perdona, se borraron todas las entradas que tenía en proveedores.
De hecho he perdido los enlaces y direcciones de muchos de ellos pensando que ya los tenía copiados aquí...
A ver cuando los busco de nuevo y los pongo poco a poco.

Violet Hun dijo...

Hola como estas? mi pregunta es la siguiente hice oleato de hamammelis con malva y le aplique 10 gotas de glicerina y vitamina E, quisiera que me aclararas si es conveniente haberle aplicado a la mezcla las gotas de glicerina pura, pues he oído que es insoluble, se me habrá dañado el oleato por eso? gracias por tu respuesta!

Rosi H. dijo...

Hola Violet, buenos días.
La glicerina no se diluye en aceite, pero 10 gotas no son suficiente porcentaje como para estropearlo, lo único que tienes que tener en cuenta es que es una mezcla de oleato y extracto glicólico. Puedes filtrarlo y añadirle los aceites esenciales que vayas a utilizar en la receta, es un truco para fijar el aroma, remueve suaventente 1 ó 2 veces al día, durante unos 4 a 7 días y luego ya puedes utilizarlo. La glicerina absorve los componentes hidrosolubles de losaceites esenciales y tambiénayuda a que el aroma se fije más a la piel.
De todas formas, para calcular mejor en las recetas la cantidad que añades de sobreengrasado y lo que has de sustituir por el agua de la receta, es conveniente hacer por un lado el oleato con la vitamina E y por otro los extractos que extraen los componentes hidrosolubles, (glicólico, hidroglicólico o glicoalcohólico).

Besitos.

Rosi H. dijo...

Si al aceite le añades glicerina es como si le añadieras agua, son dos componentes que no se diluyen. Las plantas maceradas en aceite extraen los activos liposolubles y forman un oleato. Las plantas maceradas en glicerina extraen los compuestos activos hidrosolubles y forman un extracto glicólico. Generalmente los extractos se hacen por separado porque el oleato se usa como base grasa del jabón o como parte del sobreengrasado, mientras que los extractos glicólicos, hidroalcohólicos, infusiones, etc. han de ser descontados de la cantidad de agua que se necesita en la receta y luego se añadenen traza. 10 gotas de glicerina tampoco es que sea una cantidad como para estropearlo, puedes usarlo igualmente, pero si fuera una cantidad mayor podría estropear la receta, porque en un jabón no es lo mismo añadir aceite que si se añade agua.
Saludos.

Anónimo dijo...

hola Rosi: has sido una bendición para mí que estoy empezando. Y da alegría ver a Víctor plácidamente dormido. Tengo mucho material para leer con todo lo que has publicado; trataré de asimilarlo. Quisiera saber si es posible darle utilidad al líquido que queda (la glicerina) debajo del jabón (en el recipiente de plástico). Gracias por anticipado y achucha al bombón que cuando crecen no se dejan. Saludos. María Jesús

Rosi H. dijo...

Hola Maria Jesús, supongo que te refieres a la sublejía que queda abajo cuando haces un jabón lavado, osea, con igual cantidad de agua que de aceite, no se puede reutilizar para nada, se desecha, porque aunque contiene la glicerina que resulta como subproducto de la saponificación, también contiene la suciedad del aceite, el exceso de sosa, habrás observado que es muy cáustico, y otros productos. A nivel casero es imposible separar la glicerina, que es el único componente valioso, del resto de los componentes indeseables. Por eso en todos los sitios te dicen que la tienes que tirar.
Si el aceite usado está suficiente limpio es más aconsejable hacer el jabón con el agua justa y que contenga toda su glicerina.
Espero haberte solucionado la duda.

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.